La solidaridad de los chilenos ha crecido en pandemia, según estudio

La solidaridad de mexicanos y brasileños, especialmente la dirigida a sus propios conciudadanos, se desplomó durante los meses de pandemia, mientras que la de los chilenos y los argentinos creció, según los resultados de un estudio sobre la percepción de los cambios causados por la crisis del coronavirus.

En México el índice que mide la solidaridad en general cayó en 2020 un seis por ciento, el mismo año en el que el Producto Interior Bruto (PIB) por habitante en el país se contrajo un 10,3 por ciento, indicó el informe del centro de estudios estadounidense Brookings Institution, cuyos resultados se dieron a conocer este jueves en Berlín.

Pero el índice que mide en particular la solidaridad entre mexicanos cayó aún más, hasta el 9,1 por ciento, según los datos combinados de la encuesta mundial Gallup y el Banco Mundial recopilados en el estudio, titulado «Cómo cambió el mundo el Covid-19».

Por solidaridad en el informe se entiende la «necesidad de pertenencia social e inserción en la sociedad» y tiene relación con su expresión en la sociedad civil, «en contraposición a la solidaridad institucionalizada como los sistemas de seguridad social o el apoyo transnacional».

En el estudio se indica que la solidaridad «interna» puede por sí misma «promover el bienestar de los miembros del grupo, pero puede generar conflictos con los grupos externos» y advierte que el populismo, por ejemplo, representa una forma de solidaridad interna que a menudo genera hostilidad hacia los inmigrantes.

El deterioro de la solidaridad «interna», entre ciudadanos mexicanos, denota «que los ciudadanos sienten que sus interconexiones sociales próximas se están descomponiendo».

Al mismo tiempo la solidaridad «externa», hacia otros países, experimentó una muy ligera mejora en 2020, de un 0,1 por ciento; en la última década ese indicador había aumentado un 10 por ciento en tasa acumulada según el estudio.

El informe de la Brookings Institution se centra en los cambios detectados en los países del G7, las principales economías del mundo, aunque también incluye datos de otros países.

En el caso de Brasil los autores del informe también detectaron una brusca caída de la solidaridad «interna»: un 7,4 por ciento de desplome, que llevó a un descenso algo más moderado (del -4,8 por ciento) si se tiene en cuenta además la actitud solidaria hacia fuera de su país.

Para los autores del informe esa caída de la solidaridad entre brasileños también denota una percepción de que las relaciones sociales más próximas se están «descomponiendo» y así se detectó durante los meses de la pandemia.

En Brasil la caída del PIB por habitante alcanzó en 2020 un -4,6 por ciento, según los datos que, para esta magnitud y en el estudio de la Brookings Institution, proceden del Fondo Monetario Internacional (FMI).

EVOLUCIÓN POSITIVA EN ARGENTINA Y CHILE

Los datos sobre la solidaridad de México y Brasil contrastan con los de otros países latinoamericanos, como Argentina y Chile: el índice general argentino aumentó durante la pandemia un 4,7 por ciento, aunque se detectó un ligero retroceso en la solidaridad entre ciudadanos argentinos.

En el caso de Chile los autores del estudio indican que se registró un aumento de la solidaridad entre ciudadanos chilenos, del 2,3 por ciento.

Los últimos datos de Argentina, correspondientes a este miércoles, es que el número total de positivos ascendió a 2.928.890, mientras que los fallecimientos se elevaron a 62.947.

En Chile, segundo país del mundo con mayor porcentaje de población vacunada con las dos dosis de la vacuna contra el Covid-19, ha habido hasta el momento 26.073 muertos y 1,18 millones de contagios.

Comentarios
Cargando...